Lallemand Animal Nutrition
Mexico - Español   [ cambiar ]
Noticias

Jul 22, 2022

Optimizar la producción de leche a través de la conservación del forraje

Jul 22, 2022

Cuando nos centramos en el valor nutricional de la fibra en las dietas de los rumiantes, la eficiencia alimentaria comienza con el manejo del forraje, desde el campo hasta el silo. Sin duda, el desarrollo óptimo de forraje y la fibra comienza con niveles correctos de madurez y materia seca (MS) en el momento del cosechado y se mantiene con buenas prácticas de manejo durante el almacenamiento. Aquí es donde los inoculantes de forraje son útiles. Los ensayos han demostrado cómo los inoculantes de forraje MAGNIVA pueden mejorar la eficiencia alimentaria en vacas de leche hasta en un 4 %.

La fermentación importa

El ensilado o fermentación de forrajes es un método utilizado mundialmente para conservar forrajes picados para alimentación. El forraje se almacena en un silo/búnker y se extrae la mayor cantidad de aire posible mediante el pisado. Esto permite que crezcan las bacterias ácido-lácticas (BAL), a través de la utilización de una pequeña cantidad de azúcar que se encuentra en el forraje para producir ácido láctico, lo que reduce el pH a un valor óptimo. Esto reduce el crecimiento de microorganismos indeseables, que de otro modo degradarían el contenido de nutrientes y energía del ensilado y pueden resultar en pérdidas significativas de MS.

El uso de un inoculante de ensilado introduce una gran cantidad de microorganismos (BAL) en el forraje, lo que ayuda a impulsar la fermentación de manera más eficiente y rápida, lo que resulta en una caída más rápida del pH. Esto ayuda a reducir las pérdidas de MS mientras retiene más nutrientes, energía y fibra.

Sin embargo, cuando el ensilado se abre para ser utilizado, vuelve a ser propenso a deteriorarse. El ensilado puede calentarse fácilmente y estropearse a través del crecimiento de levaduras y mohos, lo que provoca pérdidas significativas de MS y fibra y, lo que es peor, pérdidas por ensilado deteriorado inapetente.

Tome el control del valor del forraje

El uso del inoculante de forraje MAGNIVA Platinum 1 no solo mejora la fermentación, sino que también garantiza la estabilidad durante el desensilado. Este inoculante de forraje específicamente seleccionado conserva los valores nutricionales y energéticos, disminuyendo las pérdidas de MS durante el período de fermentación y evitando que el ensilado se caliente y se deteriore durante su utilización.

En la ración de las vacas de leche que contenía ensilado de maíz (32% – 35% MS) tratado con MAGNIVA Platinum 1 comparado con el grupo control se observó:

  1. Mejora del contenido en grasa (g/d)
  2. Aumento significativo de la eficiencia alimentaria, equivalente a 4%
  3. 60 kg más de leche por tonelada de alimento para el grupo tratado

Esto puede llevar a mejorar la eficiencia alimenticia (Tabla 1). Además, algunos inoculantes de ensilado pueden contener formulaciones enzimáticas específicas que liberan pequeñas cantidades de azúcar soluble del forraje y aumentan la digestibilidad de la fibra de ciertos forrajes.

Tabla 1. Comparación de producción del grupo control frente al grupo Magniva Platinum 1

 

Tratamiento

P-value

Grupo

Control

Tratado

Se

TxW

Ingestión Materia Seca, kg/d22,722,30,760,99
Grasa, g/d1.1201.14335,70,01
Proteína, g/d1.0591.08742,20,99
LCG kg/día32,433,31,110,87
Eficiencia Alimentaria 1,491,550,04<0,01